Los secretos del Aurora.

Descenso a la oscuridad.

250813.M41

Hacía pocas semanas desde la llegada de nuestro nuevo señor y siguiendo las órdenes dadas por su abuelo, partimos con premura e ilusión hacia los nuevos territorios. ¿Quién sabía que nos encontraríamos allí y cuales de sus tesoros y peligros contemplaríamos?

Pero todo hombre, incluso un poderoso Rogue Trader se ve obligado a obedecer los mandatos de sus superiores, así que de camino hacia la Expansión Koronus, tuvimos que desviarnos para investigar ciertos problemas que había habido en la mina que el Conciábulo poseía en Sepheris Secundus.

Tardamos pocos en llegar, así que en cuanto estuvimos en órbita y se verificaron nuestras acreditaciones por parte de la Flota Imperial, se permitió bajar al planeta y dirigirse hacia el campamento del 97º Batallon de Cadia, encargado de custodiar la entrada a la mina Gorgónida

Por lo que pude enterarme, había habido una insurrección por parte de los mineros, en el planeta, pero esta había sido rápidamente aplastada por las FDP y los valientes hombres de la Guardia Imperial. Se dice que la batalla de la mina Gorgónida fue una de las mas cruentas y sangrientas, e incluso que no todos los rebeldes eran únicamente humanos. Durante los años siguientes a la rebelión, oscuros rumores acerca de los mineros y las prácticas que llevaban a cabo en las profundidades circularon y se pronunciaron entre susurros.

Fuera lo que fuese aquello que ocurrió durante la rebelión, el mandato al Rogue Trader, era claro. Bajar a la mina Gorgónida, asegurarse que todo era correcto para una inspección posterior, por parte de las fuerzas imperiales y evitar el cierre de esta.

Así, que junto a la compañía de Tatiana Serevnikova, quien con el tiempo demostraría ser una de las mejores guardaespaldas del Conciábulo, y uno de los misioneros que había en El Aurora, el Rogue Trader Nicolae Agaton Tesla, se adentró en las entrañas de la mina, a pesar de los esfuerzos por parte de los oficiales de la Guardia en contra de ello.

Desconozco que clase de cosas se encontraría allí abajo, pero recuerdo como a su regreso tanto el Rogue Trader como Tatiana presentaban símbolos de lucha. Del misionero nunca más se supo, lo único que llegó a trascender es que su muerte había sido heroica.

En su momento no le dí demasiada importancia, pero algo había cambiado en la aptitud de nuestro señor, era algo sutil, algo que iría creciendo con el paso del tiempo.

Extractos de “Diarios de viaje de un tripulante en El Aurora”.

Comments

SrCaos SrCaos

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.